Un espía en el bolsillo: por qué es mala noticia que el iPhone X reconozca tu cara

En la nueva versión de su buque insignia, Apple ha sustituido la tecnología TouchID por un sistema de reconocimiento facial que desbloquea la pantalla cuando identifica el rostro de su dueño. Un dato biométrico aún más sensible que la huella dactilar se convierte así en la contraseña que protege la información personal del usuario, algo que despierta serias dudas en materia de seguridad y privacidad. ¿Se podrá engañar al programa? ¿Dónde irán a parar los datos y qué se hará con ellos?

Origen: Un espía en el bolsillo: por qué es mala noticia que el iPhone X reconozca tu cara

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *